10 Beneficios de tener perro para la salud

10 Beneficios de tener perro para la salud

Existen muchos estudios que demuestran que tener perro ayuda a mejorar tu salud física, mental y emocional. Por eso, si te estás planteando adoptar a uno de estos peludos, te comentamos algunos de los muchos beneficios que aporta compartir tu vida con un perro en casa.

Reduce los niveles de estrés

Después de un largo día de trabajo, será tu perro quien te dé la mejor bienvenida a casa, te saque una sonrisa y te permita desconectar de todo aquello que te está rondando la cabeza y “asfixiando”. El simple hecho de notar el amor que tu mascota perruna te transmite ya te hace relajarte y mejorar tu nivel de estrés.

A parte de lo que podemos notar de forma aparente, existen estudios que demuestran que los perros son capaces de reducir la hormona que se relaciona con el estrés, el cortisol.

Mejora tu forma física

Los perros son animales muy activos y necesitan salir, pasear, correr y jugar más de una vez al día para poder tener una vida saludable y hacer sus necesidades. Él hará que tu opción de estar sentado en el sofá deje de ser una opción.

Estos, aproximadamente, 3 paseos diarios también te benefician a ti. Te mantendrán sano y te ayudarán a ejercitar tu cuerpo y poder mantenerte en forma.

Mejora tu forma física

Mejora tu vida social

Cuando tienes un perro y lo sacas a pasear, sabes que va a jugar e interactuar con otros perros. Esto va a “obligarte” a hacer lo mismo con sus dueños. Además, solemos confiar más fácilmente en personas que tienen compañeros peludos que en las que no, ya que te sientes más seguro que con un desconocido cualquiera. Te da la sensación de ser buena persona por el simple hecho de estar en el parque con su mascota.  

Por esto tu vida social será más activa, ya que tienes la opción de conocer gente nueva diariamente. Lo que te hará mejorar tus habilidades sociales.

Mejora tu vida social

Incrementa tu salud cardiovascular

A parte de los paseos diarios que hemos comentado, con acariciar a tu perro ya mejora tu salud cardiovascular. Esto es así porque se reduce la presión arterial y la frecuencia cardiaca, como podemos leer en varios estudios.

Además, se demuestra que las personas con perro en casa tienen unos niveles más bajos de colesterol que los que no tienen, por lo que tienen menos posibilidades de sufrir un ataque al corazón. En definitiva, tu corazón estará más saludable.

Son una herramienta terapéutica

Los perros, como hemos visto en diferentes noticias, a menudo son compañeros casi necesarios para la recuperación de algunas enfermedades. Son una herramienta terapéutica que ofrece diversos beneficios.

Como hemos dicho, favorecen la interacción social y mejoran los niveles de relajación en la persona que trata con ellos. 

Por ejemplo, en el caso de los niños con autismo ha facilitado las mejoras en áreas críticas como el funcionamiento social, la concentración y la atención. O en el caso de personas invidentes como perros lazarillos.

Fines terapéuticos

Incrementa la inmunidad

La cantidad de bacterias que lleva consigo un perro hace que los miembros de la casa se hagan inmunes a las mismas del propio contacto directo y continuo. Esto significa, que enferman con menor frecuencia o no en tan alto grado en comparación con aquellos que no tienen perro en casa.

Del mismo modo, los niños que crecen en casas con perros consiguen ser menos propensos a las alergias gracias a la resistencia desarrollada durante la infancia, como nos comenta un estudio realizado por la universidad de Cincinati.

Aportan felicidad

Tener un perro es una gran responsabilidad, es un ser vivo que depende de ti, para alimentarse, para salir, para todo. Debes proporcionarle todos sus cuidados y comprometerte con él para que esté saludable y feliz. Esto no puede hacerse sin motivación.

En recompensa, ellos te ofrecen la alegría de compartir momentos con ellos, de divertirte, de salir, de cuidarlos, de sentir su agradecimiento y es de ahí de donde debemos sacar esa motivación. De la felicidad que nos dan.

Aportan felicidad

Ayuda ante la depresión y la soledad

Gracias a la empatía que generan, reducen los niveles de ansiedad. Del mismo modo, interactuar con ellos nos ayuda a mantenernos positivos, aunque sea con una simple mirada, ya que tu cerebro segrega oxitocina, la llamada hormona del amor.  

Por esto, las personas con perros suelen ser menos propensos a sufrir depresiones o les resulta más fácil superarlas, siendo las terapias con ellos más efectivas que la propia medicación.

No siempre es fácil relacionarse con otras personas en estas situaciones, pero un perro te ayuda, sin pretenderlo, y no te juzga. Por eso se sienten más cómodos con ellos y no tienen esa sensación de soledad que caracteriza al estado de depresión.

Pueden detectar enfermedades

Algunos estudios de las últimas décadas plantean la hipótesis de que un perro es capaz de olfatear algunos tipos de cáncer. Los primeros fueron los melanomas, de ahí surgieron las dudas de si serían capaz de detectar algún otro tipo.

Tras varios experimentos se pudo demostrar que también son capaces de olfatear el cáncer de vejiga, pulmón, mama, ovario y colon.

Los perros también pueden ayudarnos en situaciones provocadas por la diabetes. Se ha demostrado que un porcentaje de perros cuyos dueños padecen esta enfermedad, son capaces de detectar cuando los niveles de azúcar en sangre son demasiado bajos, e incluso animar a sus dueños a comer algo.

Cambia la vida de todos

Decidir compartir tu vida con un perro te cambia la vida. Tanto si vives solo como si formas parte de una familia, del tipo que sea. Nunca te sentirás solo, ya que te hará compañía en todas tus vivencias, por lo que será tu compañero de experiencias y formará parte de ti para siempre.

La presencia de un perro en la vida de una familia tiende a unirla más. Crea un mayor vínculo entre hermanos, les da un punto de unión y un fiel compañero que los acompañará toda la vida.

Cambian la vida

Por todo esto, los perros son considerados el mejor amigo del hombre, son leales, cariñosos y te escuchan.

Amemos a los perros tanto como ellos nos aman a nosotros, si es que es posible.

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web:
* Comentario
Escribe el código