¿Cuándo bañar a mi perro o gato?

¿Cuándo bañar a mi perro o gato?

Seguro que eres de los que le encanta que su perro o gato esté siempre limpio, pero ¡ojo! Hay que regular la frecuencia de baño de nuestras mascotas. En este post te contamos por qué…

En el caso de los perros su piel se mantiene con aceites que se van perdiendo con el lavado, por lo que si estamos acostumbrados a bañar a nuestra mascota muy a menudo es probable que estemos dañando el PH de su piel, provocándole sarpullidos, sequedad o dermatitis.

Por otro lado, los gatos son animales extremadamente limpios, aún así, en ocasiones es totalmente necesario su lavado: dependiendo del pelaje, de su raza, de la necesidad de desparasitación o de alguna patología que presente en la piel. Para estos casos tenemos todo lo necesario en nuestra tienda online para la higiene de nuestro gato.

perritos baño

Frecuencia de baño recomendada

Los gatos son menos tolerantes al agua, pero si los acostumbramos a partir de los 2 meses a bañarlo le resultará menos desagradable. También hay que tener en cuenta si tiene acceso al exterior, en caso de que no tenga, es suficiente bañarlo una vez al mes o cada 5 semanas, y en periodos calurosos se puede bañar cada 10 días.

Para los perros la frecuencia de baño depende de sus características y estilo de vida. Por lo que hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Longitud del pelo: para los perros de pelo largo lo normal es bañarlos una vez al mes, para los de pelo medio entre cuatro y seis semanas, y para los de pelo corto la frecuencia de baño oscila entre seis y ocho semanas.
  • Época del año: en periodos calurosos es normal que aumente la frecuencia de baño para evitar los golpes de calor en nuestra mascota.
  • Suciedad del pelo: si el pelo de nuestro perrete tiende a ensuciarse continuamente, una técnica para no tener que bañarlo frecuentemente es peinarlo, para así eliminar la suciedad de la superficie del pelo.
  • Actividad física de la mascota: si es habitual que nuestra mascota salga al exterior y esté en contacto con arena, tierra u otros lugares en los que sea fácil ensuciarse, el baño puede ser más usual.

¡Importante! hacerlo siempre con un champú que respete su PH para no perjudicar su piel. En Rey Animal tenemos una amplia gama de champús y acondicionadores especiales para perros, dependiendo del pelo y la raza de tu mascota.

Una opción para que nuestro perrete o gatito no se ensucie tanto, en el caso de tener el pelo muy largo, es cepillarlo bien. Esto mejorará su pelaje y estimulará su circulación. Para estos casos, en Rey Animal encontrarás Champú para pelo largo para perros y gatos, y todo tipo de peines para cepillar a tu mascota.

Por el contrario, los animales con el pelo más corto tenderán a ensuciarse menos, por lo que no habrá problema en reducir los baños.

gato y perro

¿Cómo bañar a mi mascota?

En el caso de los gatos hay que tener paciencia y mantenerlo tranquilo para evitar movimientos bruscos. Puedes usar una bañera o un recipiente ajustado al tamaño del gatito, y dejar correr el agua unos segundos para que se acostumbre al sonido. El champú es conveniente que sea específico para gatos, ya que un champú normal para humanos no respeta el PH de la piel de los felinos.

Durante el baño empieza por la parte inferior del cuerpo y ve ascendiendo, de esta forma cogerá confianza. Acarícialo mientras lo enjabonas y deja que el champú actúe unos minutos antes de aclararlo; para esto último se recomienda usar abundante agua para evitar que queden restos de jabón que puedan incomodarle. Es importante también evitar el contacto del agua con los ojos y las orejas para evadir infecciones. Por último, para el secado puedes usar una toalla y, en el caso de utilizar un secador, asegúrate de que sea silencioso para no asustarlo con el ruido.

gato-caja

Normalmente los perros toleran mucho más los baños que los gatos, aun así, existe la posibilidad de que tu perrito le tenga fobia al agua. En estos casos hay que intentar que el baño se convierta en una experiencia positiva para él. Si es un cachorro se recomienda bañarle a partir de las cinco semanas de edad, de aquí en adelante puedes ir acostumbrándole para que no le genere estrés.

Antes de entrar al perro en la bañera cepíllalo bien para eliminar el pelo muerto. Cuando ya esté en la bañera empieza a acariciarle y a echarle agua tibia de abajo hacia arriba. Cuidado con el agua en puntos determinados, como la nariz, oídos y ojos. Masajéalo suavemente aplicando el champú desde la cabeza hasta la cola, y repite las veces que haga falta. Para finalizar, sécalo con una toalla y, si tiene el pelo muy largo, usa un secador para agilizar el secado ¡pero cuidado con el ruido! Puede que a tu perrito no le siente bien.

perro bañera

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web:
* Comentario
Escribe el código